Más de 170 ejemplares conforman el nuevo Punto Lector del hospital de Iquique. La iniciativa, que nació del propio recinto hospitalario, se enmarca en el Plan Nacional de Lectura y contó con el apoyo del Consejo de la Cultura, además de las damas voluntarias, quienes recorrerán los servicios con un carro biblioteca para prestar libros a los usuarios.

El inicio de este programa contó con la participación del ministro de Cultura, Ernesto Ottone, quien junto a autoridades locales visitó el Punto Lector y entregó libros en el servicio de Pediatría. “Los Puntos Lectores en hospitales y servicios públicos descentralizados son fundamentales. Cada región está haciendo un levantamiento actualizado de cuáles son las demandas y los focos críticos donde podemos desarrollar la Política Nacional del Libro y creemos que estos espacios, a partir de acciones que ya se estaban desarrollando, pueden transformarse en un eje transversal de lo que es la conexión entre educación, cultura y salud”, dijo el ministro.

La visita contó también con la presencia del Gobernador de Iquique, Gonzalo Prieto, y la directora del Servicio de Salud de Iquique, Mirian Escobar, quien agradeció la iniciativa al titular de Cultura. “En el proceso de recuperación de una enfermedad, la lectura es un elemento importante, es entretención, risa y alegría. Hoy nuestros hospitales se abren a que los niños vivan estos procesos de recuperación con sus madres y padres, porque la inmunidad está directamente relacionada con eso. Y este es un regalo también para los equipos de salud que cumplen esta noble tarea. Nos invita a hacer crecer este punto lector”.

Por su parte, el Director del Hospital Regional, Aldo Cañete manifestó: “El compromiso que tiene el Consejo de la Cultura y el ministerio de Salud con esto tiene que servir  para que nosotros también nos sintamos responsables como Hospital, de llevar bien esta iniciativa a cabo, mantenerla en el tiempo y,  por qué no, en el tiempo tener no uno, sino dos Puntos Lectores. La idea es llevar cultura a los pacientes y a los acompañantes”.

 

El Plan Nacional reconoce a la lectura como un derecho social para todos los habitantes de Chile y es articulado por diversas instituciones que actúan en conjunto: Ministerio de Educación (Mineduc), Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam), Ministerio de Desarrollo Social (MDS), a través de Chile Crece Contigo y Senama; y Ministerio Secretaría General de la Presidencia (Minsegpres), por medio del Consejo Nacional de la Infancia.