Gracias a un trabajo coordinado y colaborativo, el hospital de Iquique pudo desarrollar con éxito y por primera vez en la región una paratiroidectomía, que corresponde a una específica cirugía en el área del cuello, que sólo es posible de realizar con un examen de laboratorio tomado durante la misma operación.

Este procedimiento, que marca un precedente en el principal recinto asistencial de Tarapacá, estuvo a cargo del cirujano de cabeza y cuello, David Coronel, quien destacó el trabajo de todo el equipo médico y también del laboratorio del hospital, quienes permitieron terminar de manera positiva esta intervención quirúrgica.

“Lo que hicimos fue sacar dos de las cuatro glándulas paratiroides debido a un doble adenoma o inflamación, situación que se da en sólo el cinco por ciento de los casos. Para ello es necesario conocer el nivel de la paratohormona de la paciente, cantidad que debería bajar luego de extraer las glándulas, lo que nos dice que la operación fue exitosa”, explica Coronel.

Según el médico, realizar esta cirugía a tiempo es de suma importancia para los pacientes, sobre todo para aquellos con insuficiencia renal, “porque la paratohormona regula el calcio y el fósforo, y empieza a subir el calcio sacándolo de los huesos. Un paciente con paratiroidismo secundario o terciario, empieza a quedar postrado si un no lo opera”, dijo Coronel.

Operativo

 

Dentro de la especialidad Cabeza y cuello, también se gestionó un operativo quirúrgico, con el apoyo de cirujanos locales y de Santiago, quienes intervinieron en esa primera instancia a tres pacientes con patologías en dicha parte del cuerpo en este hospital, sin necesidad de trasladarlos hasta otras regiones para resolver su problema de salud.