Como una manera de proporcionar un mejor ambiente para los niños y niñas más graves que llegan a hospitalización, la Unidad de Paciente Crítico Pediátrico replicó un sencillo sistema utilizado en importantes hospitales con muy buenos resultados.

Se trata de un mural infantil, cuya iniciativa  parte de la experiencia de la jefe subrogante de dicha unidad, la doctora Claudia Mosca Arce, quien como Becaria en el hospital de niños Dr. Luis Calvo Mackenna en Santiago y una pasantía en Uci Pediátrica en el Sick Hospital of Toronto Canadá, conoció acerca de la preocupación por el entorno de los hospitales.

“Está demostrado que mejorar el entorno y las visitas de los pacientes hospitalizados, ayuda notoriamente en su recuperación”, asegura Mosca, cuya unidad recibe a cerca de 150 pacientes al año, en su mayoría menores con traumatismo encéfalo craneano TEC y durante el invierno con patologías respiratorias.

La enfermera supervisora, Nathalie Solar Parra informó que hasta el momento son dos los  pacientes que han utilizado el box con el mural, “Una de las madres nos hizo el comentario de la decoración, la cual le pareció hermosísima. Aparte hemos recibido comentarios de usuarios internos de nuestro hospital”, dijo Solar.

La iniciativa, que cuenta con la autorización del Programa de Control de Infecciones del hospital de Iquique,  espera sumar nuevos murales hasta completar la decoración interna de la unidad, que lleva más de un año de funcionamiento tras su reconstrucción post terremoto.